VISIÓN HOLISTA Y LA TRANSFORMACIÓN  EN LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS

 

Francisco Enrique Montaño Salas*

 

La visión holista es una visión de curación.

Es una visión de enmienda entre

 la humanidad y la naturaleza.

Es una visión de paz

 y es una visión de amor.

Ron Miller

 

Preámbulo

Desde que tengo uso de la razón, me ha tocado observar el desarrollo de las diferentes actividades humanas como son la política, cultura, economía, religión, educación, ciencia, tecnología, y la explotación de los recursos naturales, y en los últimos años he observado una serie de cambios en todas ellas y me formulaba la pregunta, ¿porqué se desarrollaban de esa manera y porqué se estarán dando esos cambios?. Así que me di a la tarea de buscar algunas explicaciones mediante la asistencia a diferentes eventos académicos-científicos, revisión de literatura, preguntando a mis compañeros de trabajo y a amigos en general.

 

De tal forma que aumentó mi curiosidad cuando sobre lo anterior empiezo a escuchar el término de VISIÓN HOLISTA, en algunas universidades, en algunos científicos y maestros; así que hice el propósito de investigar sobre todo esto con el fin de comprender mejor los fenómenos que se nos presentan pero con una perspectiva integral y mayor sustento teórico-científico, lo cual creo que ya cuento con mi propia interpretación de lo que ha venido pasando a través de la relación de la humanidad con la naturaleza y me  he dado cuenta de que a partir de la edad media hasta la fecha, han estado presente tres visiones de mundo diferentes (dogmática, cientificista-mecanicista y holista) con sus respectivas consecuencias, en cuanto a costos y beneficios, estilos de vida, ideología, valores, educación, formas de educación, políticas, economía, interpretación del universo en que vivimos y respuestas a quiénes somos.

 

En occidente, nos está tocando presenciar el cambio a la tercera y que precisamente se trata de la VISION HOLISTA ya que propone una CULTURA EMERGENTE (Marilyn Ferguson)  que ha sido conceptualizada de diferentes formas por grandes pensadores sociales, por ejemplo Hazel Henderson, quién creó la frase “pensar globalmente y actuar localmente”, la llama era solar, Richard Heinberg, sociedad sustentable, Sam Keen, comunidad compasiva, Peter Russell, sociedad de alta sinergia, Theodore Rozac, ecocultura, Danah Zohar, sociedad cuántica, (Gallegos Nava, 1999).

 

Por supuesto que en cada una de estas épocas han existido visiones alternativas que se desvían de la principal corriente de pensamiento, pero el conjunto de la humanidad ha sido conducido por una cosmovisión dominante.

 

Características de los paradigmas dominantes en la humanidad occidental

Al analizar las bases de las diferentes formas de percibir el mundo, obtuve aquellos aspectos principales que caracterizan a cada paradigma.

a)- VISIÓN DEL MUNDO DOGMÁTICA

q       La iglesia dominó la interpretación del mundo.

q       Prevaleció a partir de la edad media hasta el siglo XVII aproximadamente.

q       Las explicaciones de la vida se basaron en el dogma, la tradición, la autoridad y la fe.

q       La iglesia monopolizó el conocimiento y se asumió como juez para dictaminar sobre la validez de las ideas.

 

b)- VISIÓN DEL MUNDO CIENTIFICISTA-MECANICISTA

q       Nació de una crítica al paradigma dogmático.

q       Su emergencia significó la desacralización de la vida, es decir, despojó a la existencia de todo vestigio divino o sagrado.

q       Su metáfora guía es la máquina.

q       El universo es visto como un gran mecanismo de relojería cuyo funcionamiento era posible predecir y controlar.

q       Las explicaciones sobre la vida se basan en procesos mecánicos de causa-efecto lineales, en información empírica obtenida por los sentidos o con aparatos para ampliar su capacidad.

q       Es guiada por los principios filosóficos del positivismo, reduccionismo, materialismo, dualismo, etc.

q       Se produjo una pérdida del sentido de vida y una depredación generalizada de los recursos naturales del planeta

q       La institución que monopolizó el conocimiento fue la universidad

q       Ha predominado desde el siglo XVII hasta fines del siglo XX.

 

c)- VISIÓN DEL MUNDO HOLISTA

q       Tiene sus raíces a principios del siglo XX con el desarrollo de la física cuántica.

q       En los últimos veinte años se ha empezado a generalizar.

q       Surge como una alternativa para superar los paradigmas dogmáticos y cientificista.

q       Significa que la realidad es una totalidad no dividida, que no está fragmentada, que el todo es la realidad fundamentada.

q       Se basa en la integración del conocimiento: ciencia, arte, espiritualidad y tradiciones se articulan para crear una cultura de sabiduría que supere la fragmentación del conocimiento expresado en las disciplinas académicas.

q       Es transdisciplinaria por naturaleza.

q       Se basa en principios de comprensión de la realidad como los siguientes: UNIDAD, TOTALIDAD, DESARROLLO CUALITATIVO, TRANSDISCIPLINARIEDAD, ESPIRITUALIDAD, APRENDIZAJE.

 

Aspectos generales de la visión holista

En la actualidad estamos presenciando un cambio de época sin precedentes en la historia de la humanidad, ya que estamos pasando de un paradigma científico-mecanicista a una visión holista y me imagino que esta situación se dio también hace casi cuatrocientos años cuando se pasó de la visión dogmática a la científica. Así cómo la revolución científica logró superar los dogmas de la iglesia, de igual forma la visión holista está haciendo lo mismo con las teorías de la ciencia mecánica con una cultura de la sabiduría, pero al igual que hace mas de trescientos años, también este cambio enfrenta grandes resistencias.

 

La visión holista emergente incluye una nueva ciencia y una nueva espiritualidad, ambas basadas en una comprensión diferente del universo que habitamos y de quiénes somos; ésta visión ya no confunde ciencia y espiritualidad como en la visión dogmática, ni las separa como en la visión cientificista-mecánica, por lo contrario las integra en el marco de la experiencia humana.

 

La visión holista nos está llevando a un proceso de reestructuración, innovación y abandono de ciertas estructuras sociales, políticas y económicas, como consecuencia del fin de un modelo de civilización que ya no puede continuar conduciendo la experiencia humana, son muy evidentes los problemas que nos estamos encontrando en estos momentos y no solamente locales, regionales, nacionales, sino también planetarios. Las estructuras caducas, en lugar de dar soluciones a los problemas, están convertidas en un fuerte obstáculo para normar la vida social, por tal motivo es urgente encontrar formas de sobrevivencia que permitan superar nuestros dilemas así como potencializar nuestros recursos.

 

La visión de mundo que se está abandonando, se caracteriza por una separación  entre la persona y su entorno, por una división interna de la persona misma; característica propia de la percepción materialista, fragmentada, dualista, reduccionista e intelectual y de la cual en gran parte  se originan los problemas que vivimos en la actualidad y que han llevado a que el problema sea la supervivencia del ser humano a pesar del gran deterioro del planeta.

 

Ésta visión como cultura emergente tiene como reto el lograr el cambio de un ser económico a un ser ecológico, debido a que la crisis de la humanidad es una crisis de su visión de mundo: una crisis de significado.

 

Razones para apoyar una ciencia abierta al holismo y pensar que esta puede construir la visión holista del siglo XXI

El Dr. Moreno Parada Francisco en 1997 (qepd), durante su conferencia sobre la visión holista del siglo XXI: Una reflexión sobre los nuevos paradigmas de la ciencia, expuso algunas razones por las que es necesario apoyar la construcción de la visión holista como paradigma del siguiente milenio, como las siguientes:

 

1.      Nos alerta de los riesgos que plantean las tecnologías que alteran el mundo, especialmente para el medio ambiente global del que dependen nuestras vidas. En este sentido, el holismo científico es un verdadero sistema de alarma: sin su aporte no estuviéramos conscientes de los peligros que amenazan nuestro ambiente, probablemente ni siquiera los conoceríamos.

2.      A pesar de las abundantes oportunidades de mal uso, puede ser el camino para que las naciones en vías de desarrollo salgan de la pobreza y el atraso. El regreso a viejas costumbres como proponen algunos “románticos” no sólo no es posible,  sino también un camino no deseado por la mayoría de los ciudadanos en los países del tercer mundo que aspiran a mejorar sus niveles de vida.

3.      Los valores de la ciencia y los valores de la democracia son concordantes: ambas prosperan con el libre intercambio de ideas, poseen valores incompatibles con el secreto, alientan opiniones no convencionales y un vivo debate, exigen raciocinio suficiente, argumentos coherentes, niveles rigurosos de prueba y honestidad; y nos proporcionan medios para la corrección de nuestros errores.

 

Los principios de la visión holista

Los principios que marcan la esencia de la visión holista, son los siguientes: (Gallegos Nava, 1999).

UNIDAD. Los hechos no pueden ser separados de los valores, el observador no está separado de lo observado, los seres humanos no están separados del universo que habitan, el verdadero conocimiento es un acto unitario en el que sentimientos, cognición, intuición y discernimiento se presentan unificados.

TOTALIDAD. El todo es mas que la suma de sus partes y no puede ser explicada a través  de las partes. Las partes están armónicamente relacionadas y solo pueden ser adecuadamente comprendidas por la dinámica de la totalidad. No hay partes que tengan una existencia independiente.

DESARROLLO CUALITATIVO. Ocurre a través de procesos dinámicos e interrelaciones no lineales, por medio de desequilibrios, es transformativo, integrativo y tiene sentido. Incluye la novedad, la diversidad, la impredictibilidad y el orden-caos.

TRANSDISCIPLINARIEDAD. Se rebasa el marco de las disciplinas científicas aisladas, la integración no se realiza sólo dentro de la ciencia sino entre los diferentes campos de conocimientos humano: ciencia, arte, tradiciones y espiritualidad en vez de ser contradictorias, son complementarias.

ESPIRITUALIDAD. Es entendida como la experiencia directa de la totalidad, en la que el ser humano reconoce el orden fundamental del universo y su identidad con ese orden. Amor universal, compasión y libertad incondicional son la naturaleza de la espiritualidad. No está relacionada con iglesias ni creencias religiosas.

APRENDIZAJE. Es un discernimiento incondicional-social con significado humano que ocurre en los niveles intuitivos, emocional, racional, espiritual, físico, artístico, cognitivo y espacial, y es incorporado a través de un sentido personal de significado.

 

La visión holista se basa en la certidumbre de que todo está interconectado; estamos unidos a los demás y a las formas no humanas que nos rodean en una compleja red de vida. Esta certidumbre, está basada en evidencias recientes provenientes de la ciencia de frontera de los noventa, así como de la sabiduría contenida en la filosofía perenne, que es tan antigua como la civilización misma.

La propia ciencia de frontera actual concibe a los tres dominios tradicionales de materia (fisiósfera), vida (biósfera), y mente (noósfera) como niveles de un mismo sustrato.

 

La declaración de Venecia 

 Los países preocupados por la situación que está pasando la sociedad en su conjunto y el deterioro del planeta, se reunieron en Venecia, Italia, en 1986 convocados por la UNESCO (citado por Gallegos Nava, 19 ) con el fin de buscar alternativas de solución y obtuvieron una declaración: que está directamente relacionada con la filosofía de la visión holista y menciona lo siguiente:

 

·      Nos encontramos en una profunda revolución en el campo de la ciencia, generada en gran parte por el desarrollo de la física y la biología. Existe una significativa brecha entre la nueva ciencia surgida del estudio de los sistemas naturales y los valores que siguen prevaleciendo en la filosofía,  las ciencias sociales y la vida en las modernas sociedades. Estos valores están basados en un determinismo mecanicista y en el positivismo. Esta discrepancia es un profundo peligro para la sobrevivencia de la vida sobre la tierra.

·      El conocimiento científico actual ha alcanzado el punto donde puede empezar a integrarse con otras formas de conocimiento. En este sentido y reconociendo las diferencias entre ciencia y tradición se ve que éstas  pueden ser  complementarias más que contradictorias. Este nuevo  y rico intercambio entre ciencia y las diferentes tradiciones del mundo, abren la puerta a una nueva visión de humanidad, y a una nueva racionalidad que será la base de una nueva perspectiva científica.

·      No se intenta establecer sistemas cerrados que contengan una nueva utopía. Se reconoce la necesidad urgente de una investigación transdisciplinaria a través  de un intercambio dinámico  entre las ciencias  naturales, las ciencias sociales, el arte y la tradición. Esto sugiere que el modelo transdiciplinario es inherente a nuestro cerebro a través de una interacción dinámica de los dos hemisferios. Integrar la investigación de la naturaleza y de la imaginación, del universo y del hombre, nos dará una mejor visión de la realidad para enfrentar los retos de nuestro tiempo.

·      La manera convencional de enseñar la ciencia a través de una presentación lineal, enmascara la separación entre la ciencia de frontera y las visiones obsoletas del mundo. Existe la angustiosa necesidad de crear nuevos métodos educativos que surjan de lo más nuevo del progreso científico. Este desarrollo educativo estará en armonía con las grandes tradiciones culturales. Aplicar esta visión es esencial. La UNESCO es la organización apropiada para promover estas ideas.

·      El reto de nuestro tiempo  - el riesgo de la destrucción de nuestras especies, el impacto de los nuevos descubrimientos, las implicaciones de la genética, etc. - arroja una nueva luz sobre la responsabilidad de la comunidad científica sobre el uso del conocimiento que ellos producen. Aunque los científicos no deberían preocuparse del uso que se dará a sus descubrimientos no deberían quedarse pasivos cuando sus descubrimientos son usados en una mala dirección. La visión de la magnitud de los retos nos obliga a que, de un lado, la nueva ciencia tenga información fluida y confiable para el público y, del otro, establecer mecanismos multi y transdiciplinarios para guiar la toma de decisiones.

 

La visión holista y las universidades

Los serios problemas que afectan a los sistemas educativos modernos reflejan una crisis más profunda de nuestra cultura: la incapacidad de la perspectiva industrial/tecnológica predominante de guiar los retos sociales y planetarios que enfrentamos hoy, de una manera humana y vivificadora.

 

Nuestros valores y prácticas culturales predominantes, que incluyen un énfasis en la competencia sobre la cooperación, el consumo sobre el uso sostenible de los recursos, y la burocracia sobre la auténtica interacción humana, han sido destructivos para la salud del sistema ecológico así como también para un desarrollo humano óptimo. En esta cultura en crisis, también observamos que nuestros sistemas de educación son anacrónicos e inoperantes. En agudo contraste con el uso convencional de la palabra educación, nuestra cultura debe restablecer el significado original de la palabra, que es “extraer”. En este contexto, educación significa tener la suficiente pasión como para extraer la grandeza que se encuentra dentro de cada persona.

 

La visión holista es una alternativa de la educación, una educación que constituya una respuesta vivificante y democrática a los retos del siglo XXI. Debido a que valoramos la diversidad y favorecemos una amplia variedad de métodos, aplicaciones y prácticas, ésta es una visión que los educadores pueden llevar a cabo de varias maneras. La visión trasciende a nuestras diferencias y nos guía en una dirección que ofrece una resolución humana a la crisis de la educación moderna.

 

Por tal motivo la educación en esta nueva era debe ser holística. La perspectiva holística es el reconocimiento que toda vida en este planeta está conectada entre sí de innumerables maneras, profundas y imperceptibles.

 

La educación holística según la Declaración de Chicago, Illinois, en 1990 (GATE,1991), no es un currículo o una metodología determinados; es un conjunto de proposiciones que incluye lo siguiente:

 

à   La educación es una relación humana dinámica, abierta.

à   La educación cultiva una conciencia crítica de los muchos contextos en la vida de los educandos: moral, cultural, ecológico, económico, tecnológico, político.

à   Todas las personas poseen vastos potenciales múltiples que solamente ahora estamos empezando a comprender. La inteligencia humana se expresa por medio de diversos estilos y capacidades, todos los cuales debemos respetar.

à   El pensamiento holístico incluye modos de conocer intuitivos, creativos, físicos y en contexto.

à   El aprendizaje es un proceso que dura toda la vida. Todas las situaciones de la vida pueden facilitar el aprender.

à   El aprendizaje es tanto un proceso interno de descubrimiento propio así como una actividad cooperativa.

à   El aprendizaje es activo, con motivación propia, que presta apoyo y estímulo al espíritu humano.

à   Un currículo holístico es interdisciplinar e integrar las perspectivas globales y de la comunidad.

 

Sustentado en lo anterior, desde la visión holista la misión de las escuelas y universidades (Banda Aguilar, 1998) es fomentar los siguientes principios:

  1. Un estudiante centrado en el aprendizaje.
  2. La validez de múltiples tipos de aprendizaje y múltiples vías para aprender.
  3. El aprendizaje contextual, aprender a crear o a explorar contextos de significados.
  4. La naturaleza multidimensional de la inteligencia.
  5. La participación de la comunidad en el aprendizaje: la familia y la comunidad como extensión del aula.
  6. El desarrollo de habilidades del pensamiento, resolución de problemas, pensamientos críticos, toma de decisiones, cooperación y capacidad de diálogo.

7.      El desarrollo de una cultura ecológica dentro de las universidades y escuelas.

8.      Preparar estudiantes para la participación pública y la responsabilidad social.

  1. El desarrollo de la creatividad intelectual y la conducta responsable

 

Conclusión

Considerando lo expuesto anteriormente, se puede observar que la visión holista es una apreciación de la ciencia y de la vida al mismo tiempo, vuelve a unir lo que fue separado en el siglo XVIII; es científica y espiritual, ya que integra el conocimiento humano en una cultura de la sabiduría, de esta forma ciencia, arte, tradiciones y espiritualidad se complementan y el ser humano necesita de ellas para volver a estar de nuevo dentro de un proceso de indagación que permita una renovada relación ciencia-espiritualidad, que no mezcla ni confunde sino integra y estructura la experiencia humana en el flujo universal de la existencia.

La sabiduría y devoción en la visión holista forman una unidad, el conocimiento no está desligado del amor y el amor no está desligado del conocimiento. Por tal razón, en un sentido más profundo conocer es amar, amar es conocer,  y en consecuencia el despertar de la conciencia humana en el siglo XXI está basado en esta unidad indisoluble y la educación jugará un papel determinante.

 

Las implicaciones de esta visión del mundo para la transformación humana y social que se requiere son profundas y radicales, los nuevos principios sobre la naturaleza de la realidad originados en la ciencia de la totalidad y en la filosofía perenne están impactando significativamente a los sistemas educativos, políticos, cultural y económico de la civilización de fin de siglo llevándonos a un nuevo tipo de comunidad mundial sin precedentes en la historia de la humanidad.  

 

Para lograr este objetivo se requiere integrar el proceso educativo y una transformación de las instituciones y políticas educativas que incluya una nueva comprensión del papel del maestro, establecer modelos en la preparación de maestros, que incluyan el cultivo del propio crecimiento interior y del despertar creativo del maestro.

Finalizo con una frase muy bonita de Krishnamurti TU ERES EL MUNDO, EL MUNDO ERES TÚ.

Muchas gracias

Bibliografía

 

Banda Aguilar Elías.1998. Conferencia: Filosofía perenne como fundamento de la educación holista. VI Conferencia Internacional sobre los nuevos paradigmas: La visión holista del siglo  XXI. Guadalajara, Jalisco, México.

Gallegos Nava Ramón, 1999. Educación holista: Pedagogía del amor universal. Editorial Pax México. Primera edición. México, D.F.

Gallegos Nava Ramón, 1998. ¿ Hacia donde vamos?. Editorial Pax, Primera edición, México D.F.

Global Alliance For Transforming Education,1991. Educación 2000: Una perspectiva holística. USA. P.O. Box 21 * Grafton, Vermont 05146 * USA

(802) 843-2382 * (802) 843-2300 Fax

Moreno Parada Francisco, 1997.  Conferencia: La visión holista del siglo XXI: Una reflexión sobre los Nuevos Paradigmas de la Ciencia. V Conferencia Internacional sobre los Nuevos Paradigmas de la Ciencia. Guadalajara, Jalisco, México.

*Jefe del Dpto. de planeación y desarrollo de la Dirección de Investigación y Estudios de Posgrado y Responsable de la maestría en ciencias en recursos naturales. ITSON. 5 de Febrero no. 818 sur, Cd. Obregón, Sonora. fmontano@yaqui.itson.mx

 

Resumen

A partir de la edad media hasta nuestros días, el desarrollo de la humanidad se ha caracterizado por contar con una visión de mundo predominante y para que está sea aceptada por la mayoría de los miembros de la sociedad, los programas educativos se han adaptado para participar en la formación de recursos humanos que reproduzcan esa concepción de mundo.

Para comprender mejor lo anterior, el objetivo de esta ponencia radica en conocer las características de la visión dogmática, mecanicista-cintificista y la holista, que permiten observar las razones por las que es necesario el cambio de un paradigma a otro y en el cual, el desarrollo científico-tecnológico juega un papel muy importante, sobre todo, al pasar de una visión dogmática a la mecánica-cientificista y el paso de esta a la holista, también tiene mucho que ver el desarrollo científico-tecnológico, pero incorpora lo espiritual, las tradiciones y el arte, lo que permite concebir al planeta tierra como un sistema interconectado y como tal hay que abordar el estudio de los fenómenos en forma integral que lleve a la sociedad a aprender a vivir de manera sustentable.

Los diferentes problemas ambientales, sociales, económicos, políticos, han venido mostrando la crisis del paradigma mecanicista-cientificista, de tal forma que los organismos internacionales como la ONU analizan esta situación y en diversos informes han declarado la necesidad de cambiar los modelos educativos hacia aquellos que permitan integrar en el ser humano lo físico, mental y espiritual; en lo   productivo cambiar a una racionalidad mas conservadora desde el punto de vista sustentable.

Para lograr este objetivo se requiere integrar el proceso educativo y una transformación de las instituciones y políticas educativas que incluya una nueva comprensión del papel del maestro, establecer modelos en la preparación de maestros, que incluyan el cultivo del propio crecimiento interior y del despertar creativo del maestro.

En síntesis la visión holista es una apreciación de la ciencia y de la vida al mismo tiempo, vuelve a unir lo que fue separado en el siglo XVIII y Krishnamurti lo integra en su frase TU ERES EL MUNDO, EL MUNDO ERES TÚ.