CREDO DEL FACILITADOR

Mi misión como profesional de la facilitación es la de contribuir, con mis conocimientos, destrezas y energía, a que los seres humanos y los sistemas sociales puedan convivir en paz y trabajar juntos para su mutuo beneficio, bienestar y desarrollo. Cumpliré esta misión mediante la facilitación de procesos de Auto-Desarrollo Psicosocial Integral, con metodologías contextualizadas basadas en una visión del ser humano realizado, productivo y feliz que aporta sus talentos a su propio crecimiento y al de su familia, su trabajo, su comunidad, la sociedad y el mundo.

Creo en la total interdependencia de los seres humanos entre sí y con sus sistemas sociales, y que su co-evolución requiere de un compromiso de cada persona con unos valores primarios, los cuales también son los que guían mis actividades profesionales como facilitador. Estos valores son:

Adicionalmente, creo que mi efectividad como profesional requiere cinco niveles de responsabilidad personal, a los cuales me comprometo:

(Adaptación realizada por veinte profesionales de la Fundación Neo-Humanista, con base en el Credo Internacional del Desarrollo de Sistemas Humanos y Organizacionales de la ODN - Agosto de 1996)