¿RECOMPENSAR EL TRABAJO VOLUNTARIO DE LOS COLABORADORES COMUNITARIOS?

 

Aportes para la discusión

 

 

 

 

Luis Felipe ULLOA

M.Sc. Desarrollo rural.

E-mail: fulloa@sdnnic.org.ni.

-P.O Box MR-051, Managua, Nicaragua

 

 

 

 

 

**********************************************************

¿RECOMPENSAR EL TRABAJO VOLUNTARIO E LOS COLABORADORES COMUNITARIOS? Artículo publicado inicialmente en el Cuaderno No. 3 de la Colección Libre Opinión editada por el Servicio de Información Mesoamericano para el Desarrollo Sostenible (SIMAS), Managua, Nicaragua. Octubre 1994. pp 27-46.--- Fax: 505-2225652.- E-mail: simas@nicarao.apc.org.

 

El documento se presenta en este momento sin sus ilustraciones y fotografías

**********************************************************

 

 

 

¿RECOMPENSAR EL TRABAJO VOLUNTARIO DE LOS COLABORADORES COMUNITARIOS?

 

Aportes para la discusión

 

Luis Felipe ULLOA

 

 

 

 

Antes de comenzar a leer este artículo, contéstese pensando en sí mismo/a, las preguntas siguientes:

 

a- ¿En cuáles condiciones y por cuáles razones haría Usted un trabajo voluntario?

 

b-Una vez iniciado ese trabajo por el que no espera dinero ¿Cuál sería su actitud si sorpresivamente le ofrecen un pago por ello? y

 

c- Si después de un tiempo, ya no hay quien pague por ese trabajo, ¿Lo seguiría haciendo? ¿Realizaría gratis otros trabajos parecidos?

 

 

Una de las inquietudes que persigue a los responsables y formula-dores de proyectos se refiere a las formas de involucrar a la "población-objetivo" en diferentes fases de los mismos. Hay quienes se preocupan por el concepto mismo de participación, otros por formar recursos en la comunidad, algunos privilegian la necesidad de bajar costos, y hay quienes se meten en eso por que es "una exigencia de los donantes".

 

Como es imposible involucrar a todos y todas en cada momento, se plantea la intervención de ciertos comunitarios -y a veces ciertas comuntarias- que se determinan por selección o por elección, de muy variadas maneras y partiendo de diferentes criterios (a veces ... sin criterios). Así tenemos en escena a los y las promotoras y a otros ejecutores comunitarios de tareas diferentes.

 

"Promover" en los términos más sencillos no es más que iniciar o adelantar una cosa, procurando su logro. Los y las promotoras tienen como ocupación principal dentro del proyecto no el realizarlo por la comunidad sino iniciarlo o adelantarlo, y "adelantarlo" significa moverlo, llevarlo hacia adelanta o bien acelerarlo, apresurarlo. Promover es también una misión de líderes y dirigentes.

 

En muchas ocasiones dentro de un proyecto ciertas personas de la comunidad pueden tener como misión realizar actividades que son casi oficios, como diagnosticar enfermedades, reparar equipos, fabricar cocinas mejoradas, etc. Pero es común que además de "ejecutar" estos hombres y mujeres dentro del proyecto también deban "promover".

 

Y viceversa, se ha generalizado la idea de que un promotor comunitario también debe no solo saber ejecutar, sino de hecho ejecutar lo que promueve y ejecutarlo bien, porque de resto no será muy confiable su discurso.

 

Por ejemplo en CARE-Nicaragua, que impulsaba en 1990 siete proyectos en este país centroamericano, se reportaron los siguientes términos asimilables de una u otra manera al concepto de promotoría comunitaria: "Promotores(as)", "Brigadistas Obreros de Salud" (BOS), "Promotores de Mantenimiento de maquinaria", "Responsables de Maquinaria", "Miembros de los comités de agua potable" (CAP), "Parteras", "Líderes comunales".

 

 

Ahora es un momento de cambios drásticos. En general la Sociedad Civil adquiere un papel más determinante en la vida política y social de los países. En la concepción de las organizaciones se tiende a pasar de los modelos burocráticos y mecanicistas a modelos más orgánicos. Las decisiones tienden a ser tomadas en el punto donde se hace el trabajo. Dentro de ese marco, durante la planificación de cada proyecto específico o cuando se plantea re-pensar un proyecto en marcha y por supuesto cuando se pretende re-inventar una organización de desarrollo rural, la atención principal ha de dirigirse al trabajo con las personas, para lograr

la eficacia eficiente y sostenible de nuestros esfuerzos conjuntos.

 

 

Esto impone aclarar:

 

(1) La definición que damos a los miembros de la comunidad que se relacionan más directamente con las instancias no comunitarias del proyecto (llámense o no "promotores")

(2) La intencionalidad de estas figuras,

(3) Su papel o desempeño concreto, y

(4) La dirección que deben llevar los esfuerzos para que estos recursos humanos se desarrollen más.

 

 

En un intento de aportar a la discusión, con ideas aún no acabadas, el artículo pretende centrarse en una inquietud sobre la relación entre los promotores (y otros colaboradores comunitarios de los proyectos) y las organizaciones que impulsan los proyectos. Nos referimos al tema de las recompensas o reconocimientos.

 

 

Nuestras afirmaciones principales para tratar el tema son:

 

_ Nadie hace algo por nada.

_ Diferencias culturales e individuales causan que los voluntarios tiendan más hacia uno u otro tipo de recompensas por sus colaboraciones (beneficios materiales vs beneficios intangibles)

_ En la medida en que hay mayor pobreza, mayor indigencia, hay mayor tendencia a esperar beneficios materiales por las colaboraciones (si no hay dinero, entonces comida, dinero, ropa, etc).

 

 

 

 

 

 

Sí PAGAR

A LOS COLABORADORES COMUNITARIOS

 

 

 

El pago suele hacerse en dinero efectivo y/o en especie. Para ésta última categoría otros usan palabras "suavizadoras" propias de quienes todavía tememos a los mecanismos del mercado. Entonces se habla de "reconocimiento material" o "incentivo", para referirse a la entrega de herramientas, equipos, semillas y otros insumos agrícolas, o también a la de raciones de alimentos y ropa.

 

 

La posibilidad de pago crea por lo menos cuatro opciones:

 

 

1.- Que una organización externa a la comunidad pague a los promotores por el trabajo que realizan.

 

2.- Que la comunidad, entendida como un colectivo organizado, haga este pago o reconocimiento material.

 

3.- Que las personas de la comunidad que necesiten los servicios del promotor u otro colaborador comunitario, le hagan el pago o reconocimiento.

 

4.- Que la organización externa comience pagando al promotor (o colaborador comunitario) y luego esté previsto que la comunidad o los individuos de la comunidad asuman estos pagos o reconocimientos.

 

 

Cada una de estas opciones deja entrever ciertas características, y en caso de ser asumida alguna, ellas han de adicionarse al concepto mismo de promotor, por ejemplo:

 

 

Las opciones (1) y (4)

Asemejan nuestro colaborador comunitario a lo que sería un empleado de la organización externa a la comunidad. Por experiencia sabemos que los comunitarios tienden a verlo así, y eso hace ya una diferencia grande con el resto de los vecinos. También hay una gran diferencia con los empleados típicos de las organizaciones de desarrollo: Generalmente no tienen derecho a prestaciones sociales, y la remuneración suele ser apreciablemente enor que la de un empleado formal o de planilla

 

La opción (2)

Podría sentirse como un pago por tarea (2a) o un pago periódico (2b), según la misión específica. En el primer caso la comunidad supervisa la calidad del trabajo, con el principio de que se paga lo que se hace. En el segundo caso nuestro promotor o colaborador comunitario es una especie de empleado o asalariado de la comunidad, al menos por tiempo parcial.

 

La Opción (3)

Se convierte en la creación de oficios independientes en la comunidad. El promotor o colaborador en gallinas presta sus servicios a los vecinos y recibe un pago en especie, en efectivo o como "mano prestá" (Yo te doy- tu me das), igual ocurre con la promotora de conservación de suelos, la brigadista de salud, etc. Las parteras tradicionales en las comunidades, muchos médicos naturistas, los albañiles locales, etc., son un ejemplo de esta vía.

 

La opción (3) además de ayudar a resolver situaciones económicas individuales, de preparar gente para ganarse la vida, hace su aporte para que la comunidad como un todo se dinamice, reduce la dependencia de lo externo en relación con ciertos oficios y servicios porque algunos ya los saben hacer y los ofrecen a lo interno; se valora en términos concretos el esfuerzo de los demás, su tiempo y su conocimiento.

 

 

 

Seguramente mientras usted leyó las cuatro opciones, produjo mentalmente una lista de desventajas de cada una. Vale la pena preguntarse para cada opción, haciendo abstracción de los discursos repetidos, y pensando no solamente en el aquí y ahora, sino también en el el momento en que los agentes foráneos se retiren de la comunidad:

 

 

┌────────────────────┐

│ ¿Es eso tan malo? │

└────────────────────┘

 

 

 

 

 

LAS DUDAS MAS FRECUENTES.

 

 

Podemos revisar quejas comunes y agregar algunos comentarios al respecto.

 

 

1.-Se quiebran los valores de voluntariedad

comunitaria, de solidaridad

 

 

Se aduce que el pago por trabajo del promotor o colaborador comunitario puede desestimular el servicio voluntario y la solidaridad. Pero . . . ¿esta consecuencia es una constante?

 

Ante la posibilidad de pago aparecen -por supuesto- gentes con mucho afán de lucro o necesidad y gentes con menos afán de lucro o necesidad. Gentes que consideran "clientes" con mayor o menor intensidad a sus vecinos. Gentes que tratan como patrón a la agencia u organización externa y gentes que la consideran un recurso más.

 

Es cierto que se escuchan mucho las críticas a los programas que pagan "Trabajo por comida", cuando se enmarcan como componentes duraderos de proyectos de desarrollo. Sin embargo a la par sabemos que las parteras, muchos médicos naturistas y curanderos de las comunidades -que se asemejan a la figura de la opción (3)- aunque reciben pagos en dinero o en especie, atienden sin recibir nada cuando el o la solicitante del servicio no puede pagar. ¿Cómo podría hacerse extensivo este tipo de actitud a otros comunitarios que asuman papel de Colaboradores Comunitarios? Habría que trabajar más con los criterios y con los valores del Colaborador o colaboradora Comunitaria para perfilar qué tipo de persona debe estar ahí.

 

 

2.-En el momento en que no se les pague

no van a hacer trabajo por la comunidad

 

Cuando la relación es entre el individuo y una organización (sea esta una empresa o agencia foránea, o la organización del proyecto dentro de la comunidad) como es el caso de las opciones (1), (2a) y (4), podría esperarse que se cumpla la tarea mientras el "patrono" pague a su "empleado-promotor", es decir que si no hay pago podría no haber trabajo.

 

Pero recordemos que no solo por dinero trabaja la gente. Recomendamos a quien sustente esta queja, leer más adelante la parte de este artículo correspondiente a "No pagar a los promotores".

 

 

Cuando la opción es un negocio entre dos personas, opción (3), también podría llegarse a un "si no paga mi vecino por el trabajo, no lo hago". Es la relación Cliente- prestador de servicios, pero ya vimos que existen antecedentes de comportamientos favorables en caso de parteras y curanderos. Además conocemos los sistemas de mano vuelta, la deuda de favores y mecanismos especiales de crédito dentro de las comunidades.

 

 

3.-La Comunidad puede quedarse

sin dinero para pagar....

 

Puede ser un argumento contra las opciones (1), (2) y (4). Bueno, este es un cuestionamiento para los planificadores del proyecto. La pregunta es si se partió de evaluar el grado inicial de organización de la comunidad y luego se desarrolló un plan para que esta organización mejorara hasta el nivel que le permitiera auto-administrarse, tomar buenas decisiones y por supuesto manejar sus fondos.

 

En el caso de algunas agencias, que primero piensan en el esquema del proyecto y luego en buscar la comunidad a la que puede ajustarse (que las hay, las hay) habría que preguntarse si se escogió una comunidad con el grado mínimo de organización para llevar a cabo las actividades iniciales, y siendo así, preguntarse también si prepararon y desarrollaron un plan para elevar la capacidad organizativa y administrativa hasta los niveles necesarios.

4.-Se crea dependencia respecto

a quien paga.

 

Salta también rápidamente el argumento de la creación de subordinación, especialmente cuando la que paga es una organización externa a la comunidad <opciones (1) y (4)> .

 

 

¿Será que sí se crea dependencia entre una persona y la agencia que -llamémoslo así- lo "contrata"? y si es así ¿qué tanta? El ejemplo puede ser Usted:

 

-¿Qué tan dependiente es Usted, lector o lectora, hacia quien paga por sus servicios?

-"Pero -responderá Usted- . . . ¡Yo no soy promotor(a)!"

- ¿Seguro que no lo es? ¿Qué define a un promotor?

 

 

La tendencia mundial es hacia un desempleo cada vez mayor. Se acepta que nadie está fijo en sus trabajos. No es raro que Usted o yo tengamos un trabajo remunerado hoy y el mes entrante ya no. Los aparatos estatales se reducen. El principio de "lealtad" hacia la empresa u organización que remunera, tan manoseado en el pasado, perdió mucho peso. Se inicia la búsqueda de otras formas de lograr el ingreso diferentes a la empleomanía. Los servicios profesionales independientes son una de ellas. Los trabajos temporales son otra. Un campesino que aprende algo nuevo podría hacer los dos. ¿Por qué un campesino o campesina que desarrolla conocimientos y habilidades específicos diferentes a los del promedio, no puede aprender a defenderse usándolos y recibiendo pago por ellos?

 

 

Si el peligro es de subordinación por el pago, hay que volver a reflexionar sobre los valores; Revisar la relación persona-comunidad; trabajar en la formación de los Colaboradores Comunitarios sobre el manejo de la relación entre quien paga y quien recibe el pago. O sea que la formación de Colaboradores Comunitarios sería también una formación para la vida.

 

 

5.- Reforzamiento o aparición

de relaciones de jerarquía

 

 

Los colaboradores comunitarios que reciben pago pueden entender a la agencia o dependencia que paga como "dueña" del proyecto. Incluso algunos promotores y otros colaboradores pueden sentirse como "mandadores" del proyecto en relación con la comunidad.

 

Esta situación no es inherente a la existencia de remuneración. Sabemos por experiencia que esta jerarquización se introduce con muchos proyectos, llegando incluso a extremos negativos, no solamente por efecto del pago, sino por la manera como se establecen las relaciones.

 

Páguese o no a los colaboradores comunitarios las ONG_ y OG_ que "llevan" el proyecto a la comunidad han de plantearse una estrategia de comunicación que privilegie las relaciones horizontales y el liderazgo compartido. Para cada fase del proyecto deben estar definidos los momentos de comunicación entre comunitarios y extra-comunitarios, de tal manera que se asegure que aportan al logro de los objetivos de la fase y a las intenciones generales del proyecto.

 

 

6.-Celos entre comunitarios

 

Cuando lo que se ofrece es trabajo voluntario, buena parte de la gente puede tratar de hacerse invisible, pero si hay un pago u otro reconocimiento material la cosa puede ser diferente. La frase "¿Por qué el (o ella) y no yo?" se convierte en un tormento, Aparecen los rumores, divisiones entre los comunitarios, etc.

 

En cualquiera de las cuatro opciones, un camino lógico para prevenir esta situación es dejar desde el comienzo las reglas de juego muy claras. Hay que establecer procedimientos para seleccionar y elegir a las personas que de una u otra forma representan intereses de la comunidad. Estos procedimientos deben basarse en criterios muy bien definidos, aceptados y entendidos por la comunidad. Los mecanismos han de ser definitivamente transparentes, para asignar las responsabilidades de servicio a las personas adecuadas, sin ninguna duda.

 

7.-El pago reduce la

voluntad crítica

 

Si el lector o lectora ha estado en situaciones en las que puede perder un ingreso estable importante, seguramente ha sentido - o creído sentir- presiones para no hablar sobre determinados aspectos. No es raro, y más cuando las fuentes de ingreso son escasas. Es claro que esto también puede ocurrirle a un promotor que recibe pago.

 

A veces la censura es real, pero otras veces se produce una auto-censura, por temor a empeorar las cosas o símplemente como una negación personal a hacer aportes.

 

La respuesta sería también múltiple: Volver a los criterios de selección; establecer un programa de desarrollo de los Colaboradores Comunitarios que incluya la propuesta de valores típicos de un dirigente; crear condiciones dentro del proyecto para que la crítica, la imaginación y la iniciativa se presenten; Desarrollar un sistema que estimule el uso de todas las capacidades, con el apoyo de mecanismos de recompensas a quienes vayan más allá de lo normal. Capacitar sobre negociación.

 

8.-Reacciones negativas

ante la competencia

 

A pesar de que esté estipulado entre sus tareas, ¿Hasta qué punto alguien que gana por hacer un trabajo, va a enseñarlo a otra persona, sabiendo que más adelante él o ella pueden ser su competencia y aún desplazarlo?

 

El conflicto puede ser real, pero no tan grave. Por una parte si se mira a la comunidad de manera integral se puede concluir que hay espacio para muchas "especialidades" y oficios. Por otra parte el principio de igualdad de oportunidades es uno de los que debe regir en Desarrollo, y eso implica cierto nivel de competencia por aprendizaje, por ejercicio de los conocimientos, etc., pero no excluye la colaboración recíproca. No será difícil explicar que poco a poco se impone un juego de calidad y precio, en el que quien hace esfuerzos por poseer conocimiento lleva ventaja, pero que el conocimiento no es -no debe ser- un monopolio y es enriquecido por la acción compartida.

 

Es decir que otra vez la respuesta es apelar a los valores, la formación y los criterios de selección. Es posible: provocar el trabajo en equipos; enfatizar, estimular y más aún recompensar el ejercicio de la colaboración recíproca; favorecer el conocimiento y respeto de unas normas de juego; e impulsar la aplicación de una ética, en los casos de competencia y conflicto. También ayuda la capacitación sobre negociación . . . si se enfoca de manera constructiva.

 

 

9.-Canibalismo entre ONG's

 

¿Que si hay pago de por medio, las organizaciones van a usar la remuneración para competir por los mejores Colaboradores Comunitarios? También ocurre cuando no hay pago.

 

De hecho ya las ONG_ y OG_ usan varios mecanismos para competir por los Colaboradores Comunitarios más reconocidos. Incluso hay situaciones interesantes,

 

Al respecto sabemos de organizaciones y proyectos que se dan codazos por los "mejores" promotores. Conocemos campesinos y campesinas que son presentados por cinco, seis y más organizaciones como sus promotores. También de varias organizaciones que presentan los mismos trabajos de esos promotores como sus trabajos productos de sus proyectos. A veces el mismo dirigente es llamado como promotor de agricultura sostenible, luego se convierte en el promotor de un sistema de agua potable, y se responsabiliza de la tienda campesina para el mercadeo alternativo.

Algo discutible es por qué esas organizaciones no enfocan a las comunidades como una cantera llena de recursos humanos que pueden crecer en varios sentidos. ¿Por qué para cada caso no realizan todo el proceso desde el comienzo, establecen criterios con la comunidad, proponen y adelantan procesos de selección-elección, definen un plan de desarrollo de esos recursos en la comunidad pensando en la dinámica global del grupo social, en vez de reducirse a concentrar conocimiento y poder en pocas manos?

 

Ahora también hay que preguntarse si una ONG u OG puede sentirse dueña de las decisiones de una persona de la comunidad, y obligarla a permanecer solamente bajo su feudo, aunque ella desee relacionarse más con otra. No será mejor cuestionarse ¿por qué ella prefiere irse y no quedarse, o irse y quedarse?

 

 

 

 

 

 

NO REMUNERAR

A LOS COLABORADORES COMUNITARIOS

 

 

 

Es el otro lado de la raya. Cuando no hay dinero de por medio, se sustenta el apoyo voluntario de los Colaboradores Comunitarios con conceptos como "solidaridad" y "amor al prójimo".

 

 

 

LIMITACIONES

 

Se reconoce que no pagar tiene sus limitaciones, por ejemplo en los aspectos que se mencionan a continuación:

 

 

1.- Total de tiempo disponible

 

Ninguna persona puede ser voluntaria en una comunidad el 100% de su tiempo, si entendemos por voluntariedad el hecho de no recibir ninguna gratificación material por su apoyo. Y sencillamente nadie puede serlo porque necesita generar ingreso, alimentarse a sí mismo y a los suyos, recrearse, etc.

 

Esta es una limitación que también acompaña a proyectos en los que se recompensa el trabajo de los colaboradores comunitarios, de manera asistemática, o con incentivos irrisorios.

 

Siempre que se trate de voluntarios (con pago reducido o sin pago) ha de negociarse con claridad el tiempo necesario y posible para apoyar al proyecto. Ambas partes han de llegar a acuerdos que no dejen duda.

 

 

2.-La distribución de ese tiempo disponible

 

En condiciones de dificultad económica, no puede esperarse que una persona sacrifique el tiempo que le genera su sustento para apoyar gratis o por recompensas inseguras o irrisorias, a un proyecto que no le resuelve problemas inmediatos de sobrevivencia. El tiempo que puede dedicar para estas actividades es el OTRO tiempo, en el que no produce.

 

La negociación de que hablábamos en el párrafo anterior, también cabe aquí. Una de las habilidades que deben tener las organizaciones que basan su acción en los voluntarios, es precisamente saber administrar el aporte de ellos y ellas, partiendo de sus propias limitaciones.

 

 

3.-Niveles de calidad del servicio

 

No se puede exigir mucho a alguien que no recibe nada de nuestra parte por hacer algo, y que más bien está aportando él. Algunos aprovechan para hacer dos tareas al mismo tiempo, por ejemplo hemos encontrado promotores que aprovechan la movilización que proporciona un proyecto técnico para vender ropa o para hacer proselitismo religioso o político. Algunas veces el empleado formal que atiende la localidad no se entera, pero puede ser que sí y que no se enteren los de las oficinas centrales de proyecto. ¿Bueno... malo? Es el rebusque. Lo importante es ver si conviene a las intenciones del proyecto.

 

 

4.-La continuidad en el proyecto

 

Usted selecciona o hace que la comunidad seleccione una promotora, inicia un plan de capacitación para desarrollar los conocimientos, habilidades y actitudes necesarias. Ella inicia el trabajo y dos meses después se va a la ciudad a trabajar como doméstica. Ella necesitaba ingresos y se fué. ¿Cuánto le costó esa deserción? Piense en el tiempo de todas las personas involucradas, los materiales entregados, la capacitación, los insumos para todo el proceso hasta allí, el tiempo perdido de su organización y de la comunidad, y el costo de re-iniciar (que no es símplemente el doble...). ¿Cuanto le costó a ella en frustraciones? ¿Y si son dos deserciones en el año? ¿Si son tres, cuatro o más?

 

 

 

 

 

 

 

LAS RAZONES DEL COLABORADOR

 

 

¿Por qué una persona acepta trabajar sin un pago en efectivo? Y más aún ¿por qué -aún en condiciones de dificultades económicas personales- acepta hacerlo?

 

¡Por qué de todas maneras algo se gana!

 

Hasta los voluntarios y las voluntarias desean ganar algo, buscan una satisfacción. ¿Sabe Usted por qué está trabajando cada una de las personas que colabora desde la comunidad con su proyecto? Algunas razones pueden ser altruístas, pero quizás no todas y eso no necesariamente es criticable y conviene conocerlo.

 

Una lista tentativa -y seguramente incompleta- puede incluir beneficios, que pueden ser más relevantes que el dinero según cada caso específico, como los siguientes:

 

_____ Abrir o incrementar el reconocimiento Social

 

_____ Ganar espacio Político (poder)

 

_____ Abrir posibilidad de empleos futuros

 

_____ Abrir opciones para cambiar de actividad (Ya no quiero ser agricultor, quiero reparar maquinaria)

 

_____ Adquisición de conocimientos.

 

_____ Adquisición de habilidades.

 

____ Realización de viajes.

 

_____ Hacerse merecedor de Recompensas de base religiosa (Otra vida mejor, Tranquilidad de conciencia, saldar una penitencia, etc)

 

_____ Pagar un favor o algo que sintió como un favor.

 

_____ Abrir posibilidades para un familiar (Beca para un hijo/a, tratamiento médico, etc).

 

 

 

 

 

LAS RAZONES DE LA AGENCIA DE DESARROLLO

 

 

Por otra parte ¿por qué una organización apela al apoyo de Colaboradores Comunitarios sin establecer una relación de reconocimiento material o pago?

 

Aunque la lista puede incluir un rango amplio de posibilidades. Mencionemos solamente:

 

- El deseo de estimular valores que ella considera dignificantes en las comunidades.

 

- El temor a estimular valores que ella considera mercantilistas.

 

- La intención de reducir costos del proyecto en términos de recursos humanos. Es una manera de contar con personal en el área sin salarios ni obligaciones contractuales(!)

 

- (Coloque Aquí Usted otras)_______________________________

 

__________________________________________________________

 

__________________________________________________________

 

__________________________________________________________

 

 

 

En cada caso habría que replantearse cada sustentación en términos de la situación de hoy y del mañana cercano, de lo acertadas que pueden ser nuestras apreciaciones para enfrentar esa realidad, de si es cierto que por no pagar se reducen costos. Es decir hay que volver a plantearse las preguntas cuyas respuestas se generaron en situaciones que ya no son las mismas y cada vez lo serán menos.

 

 

 

 

UNAS LINEAS GENERALES

A MANERA DE SUGERENCIAS

 

 

La diversidad de situaciones es tan amplia, los intereses involucrados tan complejos, que es imposible plantear una receta que funcione para todos los casos. Sin embargo, cuando se trata de proyectos que pretenden el desarrollo, al discutir lo referente a la remuneración u otros tipos de compensación por el trabajo de las personas que colaboran más estrechamente desde la comunidad, conviene considerar los puntos siguientes:

 

 

1.- La Participación comunitaria ha de considerarse una condición del desarrollo. Por supuesto esto no es nuevo, solo que se trata de "participación para el desarrollo", cuando se entiende como un proceso progresivo de asunción crítica -por parte de los y las comunitarias- de los objetivos de un proyecto que les conviene; de apropiación de sus métodos (adaptándolos o generándolos); de desarrollo de los conocimientos, habilidades y actitudes necesarios para sostenerlos; de formulación o re-formulación de valores.

 

2.- Solamente las especificidades de cada proyecto permiten definir el tipo de representación o intervención comunitaria que se requiere para lograr los objetivos propuestos.

 

3.- De una u otra manera siempre debe haber recompensa para los colaboradores comunitarios de los proyectos. Si es una recompensa material o no, depende de la situación y las intenciones. Los niveles también.

 

4.- La recompensa por el trabajo de Colaboradores Comunitarios, debe hacer parte de un plan que obedezca a una estrategia. El plan de recompensas debe estar relacionado con lo que se espera del individuo. De lo contrario es mayor el riesgo de que los efectos sean negativos.

 

5.- Se espera que las recompensa principales para un Colaborador o colaboradora Comunitaria, llenen el plano sicológico. Es decir que su satisfacción más importante ha de provenir del cumplimiento de las tareas y de enfrentar el desafío de lograr los objetivos.

 

6.- El desempeño esperado en promotores y promotoras incluye la realización de esfuerzos por encima del promedio del resto de los comunitarios, la tendencia a un comportamiento espontáneo (iniciativa, creatividad) y un comportamiento cooperativo (horizontalidad, liderazgo participativo).

 

 

 

7.- Páguese o no se pague a los Colaboradores Comunitarios el proyecto debe entenderlos como recursos humanos, que pueden y deben ser desarrollados. Cada uno de ellos o ellas es un recurso que puede aportar mucho para la sostenibilidad de los objetivos del proyecto y para nuevos proyectos que beneficien a la comunidad. Verlos como un recurso implica describir sus características ideales y sus características mínimas necesarias, trazar políticas de selección-elección, definir criterios de selección, trazar planes de desarrollo del recurso, establecer sistemas de recompensa, definir estilos de trabajo, acordar métodos para evaluación de desempeño, etc.

 

8.- Las propuestas (2) al (7) son más productivas en términos de desarrollo comunitario, si se trabajan en conjunto con las comunidades involucradas con el proyecto. Es decir que las reflexiones sobre representación comunitaria, percepción de los colaboradores comunitarios, valores de los colaboradores comunitarios, desempeño esperado, recompensas y plan de formación de los colaboradores comunitarios, etc., si se hacen con las comunidades afectadas, dejarán una huella permanente que se va a reflejar no solamente en el proyecto, sino en otras actividades locales y quizás nacionales.

 

9.- Sin minimizar la afinidad con los contenidos específicos de un proyecto (dígase por ejemplo conservación de suelos, o gallinas) los aspectos más importantes en relación con Colaboradores Comunitarios son los valores. Los criterios de selección y los programas de formación, deben centrar gran atención en ellos.

 

10.- No hay que ignorar en un proyecto las intenciones reales de sus financiadores. Contar con personas dentro de la comunidad puede facilitar muchas cosas. Una investigadora filipina alertaba sobre el interés creciente en las compañías transnacionales sobre la biotecnología y en relación con ella, sobre el conocimiento de las comunidades locales ("indigenous knowledge") especialmente del llamado tercer mundo (Nosotros!!!). Entre sus estrategias para tener acceso a información específica, a semillas especiales, a métodos diferentes, etc., no sería difícil que pensaran en acudir a colaboradores comunitarios, y posiblemente pagarles muy bien. Aquí, desde cualquier nivel, habría que tomar una posición en beneficio de las comunidades y de nuestros países.

 

 

 

.--.lfu